Trabajos de mantenimiento en el Lar Sao Jeronimo

Home / Proyectos en Mozambique / Trabajos de mantenimiento en el Lar Sao Jeronimo

Trabajos de mantenimiento en el Lar Sao Jeronimo

Mientras que en el hemisferio norte acabamos de terminar las vacaciones de Navidad, en el hemisferio sur están disfrutando de sus vacaciones de verano, momento idóneo para ponerse con aquellas tareas pendientes para las que no siempre se dispone de tiempo. Y es que nuestros compañeros misioneros, los padres somascos del Lar de Sao Jeronimo, se han puesto manos a la obra con los chicos que residen con ellos, aprovechando para arreglar cosas de la casa.

Como cada año, chavales y misioneros se sumergen de lleno en tareas de limpieza, tanto de la casa, como de la ropa, así como otras labores de mantenimiento. Y es que las ventanas necesitaban un buen repaso, ya que algunos de los cristales estaban rotos o caídos. ¡Y nuestros chicos no se lo pensaron dos veces! Con herramientas en mano, limpiaron los cristales que aún se mantienen un pie y los aseguraron con clavos. También tomaron medidas para comprar los nuevos y poder aislar así mejor la vivienda.

Este año, además, han revisado el estado de las mosquiteras, porque muchas estaban demasiado desgastadas o agujereadas (recordemos que vivir en el campo supone convivir con ratones, mosquitos y lagartijas). También había que quitar las rejas de las ventanas para poder trabajar mejor en las mosquiteras, algo para lo que tuvieron que ingeniérselas por la falta de presupuesto para contratar a un profesional. Sin embargo, nuestros chicos lo intentaron varias veces hasta descubrir la forma más eficiente de quitarlas. Y ya, de paso, aprovecharon para pintar los listones de algún color. ¡Nuevo look para la casa! Tampoco se olvidaron de las cortinas, que también necesitaban un buen cambio. Telas, anillas, apliques y tubos se han arreglado o sustituido por nuevos, ya que, por ejemplo, las telas llevan 10 años haciendo su servicio.

Está siendo un trabajo muy bonito ya que los chicos están colaborando con una sonrisa, gracias a lo cual se ha podido ahorrar en mano de obra.  Cada uno tiene una habilidad que ha sido de grandísima utilidad, ya sea con la pintura, las herramientas o la costura. El resultado está siendo fantástico y se le ha dado a la casa un lavado de cara con un trabajo en equipo sin igual.