El Hogar San Jerónimo en Beira (Mozambique)

Home / Proyectos en Mozambique / El Hogar San Jerónimo en Beira (Mozambique)

El Hogar San Jerónimo en Beira (Mozambique)

El Hogar San Jerónimo está a 20 km del centro de Beira, una ciudad donde resulta un enigma saber de qué vive la gente, ya que toda la actividad parece reducirse a la venta de plátanos, ropa de segunda mano, carbón, recipientes de agua, y ruedas viejas. Todo ello a lo largo de las calles importantes y de la carretera, mientras las máquinas pesadas trabajan en el desdoblamiento de la carretera que une Beira con Maputo a tres metros de la gente.

El Hogar San Jerónimo es un centro de acogida para chicos de la calle (actualmente 70) con un ideario muy claro: dar a los chicos no solo acogida, cariño y comida, sino también prepararles profesionalmente para que cuando salgan tengan una oportunidad al enfrentarse con la vida. De este modo, los chicos entran en el Hogar como a los 6 a 8 años y pueden estar hasta los 18 o 20. Mientras tanto se le ha escolarizado, atendido, acompañado en su crecimiento y buscado la mejor opción educativa: estudios universitarios para los más capacitados (derecho, planeación, enfermería, etc.) o formación profesional técnica (electricidad, fontanería, textil, etc.) o agraria para los que no pueden alcanzar la universidad.

Bajo la atención y cuidado de Carlos y Pedro, misioneros somascos, el ambiente en el Hogar es muy alegre y respetuoso. Los chicos son conscientes del privilegio de vivir en el Hogar en comparación de la vida fuera, incluso aunque la comida se limite habitualmente a un solo plato de pasta, patatas, o arroz, y a veces (pocas) un poco de carne o pescado (cortesía de Pescanova, que tiene una base importante en Beira). El respeto a los mayores y el cariño hacia los misioneros, que son para ellos padre y madre a la vez, es impresionante.

Una anotación. En Beira los colegios hacen tres turnos de alumnos al día, con una media de 60 alumnos por clase. Los maestros ganan unos 100 € al mes. Los precios de los alimentos básicos (patata, arroz, garbanzos, leche, pollo, etc.) son iguales que en España.