La emotiva carta de Nicolás Castellanos

Home / Más sobre las FSPN / La emotiva carta de Nicolás Castellanos

La emotiva carta de Nicolás Castellanos

Querida y recordada presidenta María Ángeles, feliz y dichoso y lleno de gratitud, recibo la información completa de los actos y celebraciones con motivo del 140 Aniversario de la Sociedad Protectora de los Niños.

Una fecha para la memoria histórica, para cantar un himno jubiloso de acción de gracias en esta gesta solidaria en beneficio de los niños, cuando hace 140 años, poco se acordaban de la infancia desvalida, vulnerable, en situación de calle y desprotección total.

Aquellos hombres visionarios, Julio Vizcarrondo, Cristobal Colón de la Cerda, Pedro de Alcántara García Serrano, pedagogo, y Manuel Tolosa Latour, médico pediatra, se adelantaron a los tiempos y trazaron la parábola de buenos samaritanos con los niños desprotegidos y levantan en Madrid y en el mundo entero la primera bandera de la solidaridad infantil, cumpliendo el mandato del Maestro: “Dejen que los niños se acerquen a mí” y como Él, con un abrazo de cariño, de vida y de amor, les devuelven su propia dignidad.

La Fundación Hombres Nuevos, que durante varios años recibimos la caricia samaritana y la colaboración generosa de la Sociedad Protectora de los niños, nos adherimos cordial y agradecidamente a la celebración de los 140 años, apostando por la niñez desvalida, levantando esperanzas en los niños, sembrando futuro en ellos, con unas condiciones de vida digna, hasta recuperar el protagonismo de su propia vida.

Doy fe como Presidente de la Fundación Hombres Nuevos, que esos objetivos conseguimos en nuestros niños bolivianos, excluidos y marginados en el Plan 3000, barrio marginal y marginado de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, mientras tuvimos la colaboración y ayuda de nuestra querida Sociedad Protectora de los Niños. Dejó una huella profunda en nuestros niños trabajadores, en el mercado “El Abasto”, como carretilleros. Gracias a nuestra querida Sociedad Protectora de los Niños, nuestros niños bolivianos, marginados y trabajadores, pudieron frecuentar la escuela, recibir una atención integral en el Centro de Día “Camino Nuevo” y casi todos llegaron a ser técnicos y profesionales.

Hoy el mismo Centro, con otro nombre “Mensajeros de la Paz”, continúa atendiendo a niños necesitados, pero sin el apoyo estimadísimo de la Sociedad Protectora de los Niños.

Mirando para atrás, solo tenemos palabras de cariño, gratitud y reconocimiento, y mirando al futuro, ojalá la Sociedad Protectora de los Niños, se acuerde de nuevo de nuestros niños del Centro de Mensajeros de la Paz, para que puedan seguir soñando su futuro. En Bolivia hoy, tenemos unos 700.000 niños trabajadores y muchos de ellos tienen que bajar a la mina a trabajar.

Para nosotros, Hombres Nuevos, la Sociedad Protectora de los Niños, es un referente, un hito histórico y glorioso de solidaridad, que ha devuelto la dignidad, la esperanza y una vida plena a miles de niños en España y en pueblos necesitados del SUR.

Ciertamente, merecéis el aplauso de la Infancia vulnerable y de toda la sociedad que busca levantar un mundo habitable para todos, porque el que vivimos no lo es todavía.

Hombres Nuevos, os dice de corazón y desea Felicidades. Todos los días estáis presentes en nuestra oración.

Un fuerte abrazo con nuestra cordial, agradecida y entrañable ENHORABUENA.

Nicolás Castellanos Franco Osa
Obispo emérito de Palencia
Presidente de la Fundación Hombres Nuevos