Los chicos y chicas del Campamento de Aventura 2000 se divierten aprendiendo y visitando España

Home / Proyectos en la Comunidad de Madrid / Los chicos y chicas del Campamento de Aventura 2000 se divierten aprendiendo y visitando España

  Los chicos y chicas del Campamento de Aventura 2000

se divierten aprendiendo y visitando España 

 

Este año, el campamento del grupo de Medianos 2 de Aventura 2000 y el Centro Don Guanella han incorporado varias novedades que han hecho que sea muy diferente y alternativo con respecto a los de veranos anteriores. Una de las grandes diferencias que se han incorporado es que el campamento se ha realizado en varios lugares. Así, los chicos y chicas han podido conocer varios puntos de la geografía española como La Rioja, Burgos o País Vasco. Además, durante varios días recorrieron parte de la ruta del Camino de Santiago. Fueron unas jornadas de reflexión, unión, conversaciones caminando, nuevas experiencias… ¡Se lo pasaron genial!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro de los puntos diferenciales fue que el campamento se basó en crear cohesión grupal y sentimiento de equipo. Este verano se han apuntado a la aventura muchos chicos y chicas nuevos, por lo que era muy importante trabajar en equipo y crear una identidad de grupo donde todos se sintieran integrados. Esa es la razón por la que las actividades las realizaron todos juntos: andar el Camino en grupo, juegos en la playa, deportes de equipo, talleres colaborativos…

Por otro lado, también se intentó enfocar el campamento en trabajar la interioridad y la introspección, pues el grupo de medianos son chicos y chicas en edades en las que necesitan conocerse a sí mismos y aprender a interpretar sus emociones para poder tomar decisiones importantes en su vida. Así, durante el Camino, aprovechamos para comenzar cada jornada con reflexiones individuales sobre por qué hacíamos el Camino de Santiago, a quién se lo dedicábamos y cuáles eran nuestros objetivos.

Los campamentos en Aventura 2000 y el Centro Don Guanella no son simplemente un campamento de verano, son un espacio de unión, de reflexión y de acogida, donde los jóvenes disfrutan de unas pequeñas vacaciones mientras trabajan valores como la tolerancia o el respeto, y aprenden a conocerse a sí mismos y a controlar sus emociones.