Proyectos de apoyo a la infancia Inhamízua (Mozambique)

Home / Cause / Proyectos de apoyo a la infancia Inhamízua (Mozambique)
40.00%

Donado: 40.00% / 15,000.00€

PROYECTOS DE APOYO A LA INFANCIA INHAMÍZUA

Un proyecto de atención integral para “niños de la calle”.

Los Misioneros Somascos, a través de la Fundación Emiliani, desarrollan en Inhamizua (Mozambique), un proyecto de atención integral a menores de la calle o desamparados, en régimen de internado, a los que se presta acogida, alimentación, vestido, educación, actividades lúdicas y formación religiosa, ética y moral. La mayoría provienen de los Servicios Sociales (ya sean retirados directamente de la familia por abandono o maltrato, o de otros centros) o de la policía de menores.

Desde el año 2011 la Fundación Sociedad Protectora de los Niños apoya el proyecto. El convenio vigente es de 18 de julio de 2014. En 2013 hubo 48 menores acogidos, de ellos, 30 residieron habitualmente en el Lar Sao Jerónimo, fueron escolarizados en cursos de “Ensino Geral” y asistieron regularmente a clase en los diferentes centros escolares en los que estaban matriculados.

Los chavales están encantados de la oportunidad de residir en el Centro, y difícilmente lo abandonan. En algunos casos, se benefician de él, directa o indirectamente otros miembros de sus familias. No se aprecian dificultades en la adaptación de los menores al Hogar, ya que con carácter previo a su ingreso se estudia su situación personal para mayor eficacia del proyecto.

El proyecto está atendido por 11 personas como personal remunerado, más 2 voluntarios y 3 religiosos que no perciben remuneración alguna.

En cuanto a los resultados académicos del año 2013 hay que señalar que únicamente el 4,2% de alumnos repitieron curso y que uno de ellos pasó a cursar estudios en el Instituto Industrial de Beira.

El fin primordial de la Congregación EMILIANI es la atención del menor huérfano, abandonado, sólo, explotado o, que sufre cualquier forma de marginación o es víctima de la delincuencia o desadaptación social

Superado el período de adaptación, la escolaridad nunca ha sido un problema. En el período de adaptación al Hogar a los pequeños se les hace un seguimiento permanente para que vayan adquiriendo nuevos hábitos, entre ellos, el de estudio.

A los mayores que ingresan sin tener estudios previos, o sin datos de dichos estudios, se les ofrece la posibilidad de participar en un curso reglado de alfabetización de tres años y una vez superado, entran en el 6o curso de la Enseñanza General; y, a los que realizaron este curso se les incorpora al curso que les corresponda, varios de los cuales lo hicieron con muy buenas notas.

En el tema sanitario se ha apreciado en los dos o tres últimos años, una disminución de enfermedades comunes, como la “tinha” o las “mataquenhas” y otras que afectaban al sistema digestivo, provocando diarreas. Sin embargo, se mantienen otros problemas como los dentarios, la malaria, dolores musculares por golpes o torceduras que podrían pa- liarse con la posibilidad de tener un centro sanitario próximo o un hospital. El tratamiento del VIH a los menores les permite seguir el ritmo de los demás, sin que exista trato discriminatorio o de rechazo.

También se aprecia mejoría en la higiene y limpieza, tanto personal como del entorno, y a los mayores se les observa una mayor madurez, sentido de responsabilidad y colaboración para realizar tareas.

– Ver información completa del proyecto en el boletín 16/17 –