¡Ideas para que los peques se lo pasen pipa este verano!

Home / Proyectos en la Comunidad de Madrid / ¡Ideas para que los peques se lo pasen pipa este verano!

¡Ideas para que los peques se lo pasen pipa este verano!

Ya ha llegado el verano, esa deseada época de buen tiempo, solecito y vacaciones. Todos lo esperamos con ansia, pero sobre todo los niños, que después de un curso de aprendizaje, esfuerzos y horarios, se encuentran de repente con un montón de tiempo para jugar y disfrutar de sus amigos. Sin embargo, estos tres meses de vacaciones pueden ser un quebradero de cabeza para los adultos, que muchas veces no saben qué hacer para que los pequeños no se aburran y aprovechen al máximo todo ese tiempo libre. Por eso, en este blog te damos algunas ideas de actividades de ocio saludable y que son perfectas para que los niños recuerden un verano inolvidable.

¡Al agua patos!

Si hay algo que les guste a los niños en verano, es mojarse. Ya sea hacer juegos en la piscina, nadar o juguetear con las olas en la orilla de la playa, los pequeños disfrutan de todas las actividades que tengan que ver con el agua a la vez que hacen un deporte bastante completo. Puesto que no siempre podemos acompañarlos, lo ideal es apuntarlos a clases de natación, donde aprenderán a nadar y bucear bien, cogiendo soltura en el agua y haciendo nuevos amigos. Además, es un deporte que no les costará nada, pues estarán fresquitos y quemarán energía sin darse cuenta.

En el caso de que vayamos a la piscina independientemente, también podemos organizar carreras y juegos en el agua para aumentar la diversión, por ejemplo:

El tiburón: Uno es “el tiburón” y tiene que atrapar a los demás, que se tiran al agua a la vez e intentan cruzar la piscina sin caer en sus fauces.

Búsqueda del tesoro: Se tira un objeto en el fondo de la piscina sin que miren los demás dónde se ha tirado, y gana el primero que lo encuentre. Puede ser un muñeco que se hunda, una moneda o simplemente una pequeña piedra. Otra modalidad es tirar varios objetos y gana el que más tesoros consiga rescatar.

¡Mira quién salta!: Se trata de tirarse a la piscina de una forma diferente cada vez, imitando una profesión, un personaje o una postura. Por ejemplo: de lápiz (tirarse recto), de bomba, de bailarina (recto y girando en el aire), de policía (fingiendo disparar una pistola), ¡hay infinitas posibilidades!

Volley acuático: Se coloca una cuerda que cruce la piscina y se hacen dos equipos. Deben ir pasando la pelota de un lado al otro de la red y pierde el equipo que la deje tocar el agua. Se pueden dar hasta 3 toques a la pelota en el mismo equipo antes de pasarla.

1X2 (Uno, equis, dos): Se colocan todos en círculo y se van pasando la pelota por el aire dándole toques con las manos. El primero que la golpea dice “Uno”, el segundo “equis”, y el tercero “dos”. Cuando dice “dos”, en vez de pasarla, debe darle con fuerza apuntando a un amigo, que tratará de apartarse o cogerla. Si le da, pierde una vida. Pero si consigue atrapar la pelota, entonces el que la lanza es el que la pierde. Si simplemente cae al agua, no pasa nada. Se va repitiendo el juego hasta que se eliminan todos menos uno,  que será el ganador. Se puede jugar con 3 vidas, eliminado al formar la palabra “Burro”, etc.

Campamentos de verano.

Como muchas veces es complicado combinar nuestro tiempo libre con el de los niños, los campamentos de verano son ideales para que ellos se diviertan mientras los adultos trabajamos. En los campamentos escolares pasan unos días fuera de casa haciendo una gran cantidad de actividades en contacto con la naturaleza y conociendo nuevos amigos. Además, en las colonias trabajan y aprenden valores distintos a los del día a día, pues al convivir con otros chicos tienen que aprender a organizarse, responsabilizarse de sus cosas, ser más independientes, tener paciencia y colaborar en las tareas comunes.

Excursiones al aire libre.

El senderismo es una manera estupenda de enseñar a los niños a cuidar y relacionarse con la naturaleza. Pasear por el campo conociendo la flora y la fauna del lugar les ayuda a aprender la importancia de respetar el medio ambiente a la vez que cuidan su salud respirando aire puro y caminando. Durante la excursión, podemos jugar a juegos como el veo-veo o cantar canciones infantiles, de manera que a los peques se les haga lo más ameno posible. Lo ideal es que estas escapadas en verano conduzcan a un río o un lago para acabar con un buen chapuzón refrescante. Eso sí, ¡no olvides el agua ni la crema solar!

Manualidades en casa.

Proporcionarles a los niños herramientas y juegos para hacer cosas con las manos les ayudará a desarrollar su creatividad y les mantendrá entretenidos bastante tiempo. Hay una gran variedad de manualidades que se pueden hacer fácilmente en casa y que no suponen un gran coste, por ejemplo:

Una buena idea son las acuarelas, pues pintar con pincel es divertido, son fácilmente lavables y los niños pueden hacer muchos dibujos.

Masas de modelar, como la plastilina, la arcilla o el moderno slime, les permiten crear todo tipo de figuras que se les ocurran.

Figuritas de escayola para pintar: Hay todo tipo de figuras para pintar, incluso algunas vienen directamente en un pack con la pintura: hadas, animales, personajes, etc.

Costura para niños: hay kits con distintos dibujos para que los niños aprendan a coser siguiendo el patrón del dibujo en concreto.

Papiroflexia: Hay un montón de posibilidades para hacer papiroflexia bastante sencillas: comecocos, pajaritas, perritos, aviones, abanicos, etc. Los comecocos además sirven para jugar luego, pues se pueden poner varios colores y posibilidades para que otros elijan y vean lo que hay escrito.

Por último, una de las manualidades que más triunfan, hacer pulseras o collares. Ya sea con cuentas de colores, de cabos o trenzando hilos o macarrones, a los niños les encanta realizar sus propias pulseras y collares y luego intercambiarlas con sus amigos. ¡Incluso hay cuentas con letras para que se hagan uno con su nombre!

¡A jugar!

Los juegos al aire libre son el aliado perfecto si contamos con una casa con espacio suficiente para correr y jugar. ¡Incluso si no hay piscina!

El pañuelo. 

Saltar a la comba: Ya sea sólo o acompañado, es entretenido y saludable.

El escondite. 

La rayuela: Podemos pintar el asfalto con tiza y dibujar una rayuela para jugar. Además, si se sienten creativos podemos usar tizas de colores para pintar todo lo que se les ocurra, luego se borra fácilmente con agua, ¡y a volver a empezar!

Peonzas: Aprender a jugar a la peonza es muy entretenido, y se puede jugar uno solo o hacer competiciones.

Pintar con los pies y las manos: En un gran trozo de papel utilizar los pies y las manos para pintar es súper divertido y creativo.

A encestar: Se pueden hacer pelotas con arroz o harina (o comprarlas) y jugar a ver quién encesta más pelotas en un cubo o barreño. ¡Se puede ir complicando más alejándonos un paso cada vez!

Guerra de globos de agua. ¿Hay algo más refrescante y divertido? ¡También se puede hacer con pistolas!

Hasta el infinito y más allá: Podemos construir un planisferio celeste recortable para ver las constelaciones que podemos ver en verano desde nuestro hemisferio, y luego, si estamos en un lugar con poca contaminación lumínica, ¡observar el firmamento y buscarlas!