Dale una segunda vida, ¡recicla!

Home / Proyectos en Mozambique / Dale una segunda vida, ¡recicla!

Dale una segunda vida, ¡recicla! 

Cada persona genera 90 toneladas de basura a lo largo de subida, esto es insostenible para el planeta. Si no tuviéramos ningún sistema de reciclaje las ciudades estarían repletas de basura, unos completos vertederos. Además reciclar es también un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. ¿Tú lo haces?

Es esencial para que ahorraremos energía y luchemos contra el cambio climático. Si reciclamos reducimos el transporte y elaboración de nuevas materias primas, y con ello a una gran disminución del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos. Menos CO2 a la atmósfera y menos contaminación del aire, esto se traduce en un aire más puro y saludable. Por otro lado, la reducción de uso de materias primas permitirá disminuir la tala de arboles y protegeremos nuestros bosques que son los pulmones del planeta, fundamentales para descontaminar el ambiente.

Por ello, la reutilización de los desechos es esencial para el desarrollo sostenible del planeta. En nuestra casa El Lar Sao Jerónimo de Beira nuestros chicos reciclan y reutilizan material para muchas otras cosas. Ellos son consientes que la madre naturaleza necesita ayuda.

Ellos son capaces de darle una nueva vida a los objetos. Es un acto muy importante para toda la sociedad. Una nueva forma de construir un mundo lleno de vida, que reduce la cantidad de basura y evita provocar dañaos al entorno natural mediante el reciclaje. El uso de un consumo responsable también es fundamental para cuidar la tierra.

Todo granito de arena es importante para salvar la tierra, nuestros chicos tienen algunas ideas para reutilizar aquello que no tiene uso, aquí van algunas ideas:

  1. Dale una segunda vida a las botellas de plástico, convirtiéndolas en unas macetas ideales para un huerto. Además de las botellas de plástico tenemos otras alternativas como latas.
  2. Reutiliza los envases de la comida para guardar arroz, garbanzo o pasta.
  3. Y si quieres ser más creativo… decora las botellas o los recipientes que ya no quieres para convertirlos en preciosos jarrones o lapiceros.
  4. Los restos o posos de café se pueden emplear como abono en el jardín.
  5. Los cepillos de dientes viejos son útiles para la limpieza del hogar en aquellos rincones de difícil acceso
  6. Al vidrio, el papel y los cartones, los textiles, los restos orgánicos, el plástico y otros elementos se les puede dar una segunda vida.
Reciclar es muy sencillo. Debemos practicarlo diariamente en casa e involucrar a toda la familia, no lo olvides ¡Sé creativo y haz lo que hacen nuestros chicos en Beira!